Datos estructurados en google

Hace unos días, Google publicó un artículo indicando que a partir de abril de 2020 dejará de soportar el marcado de datos con el formato de data-vocabulary.

¿Qué es el marcado de datos o datos estructurados?

El marcado de datos o datos estructurados son tags que se introducen en el código fuente de la web para clasificar y valorar la información de las páginas. Son snippets o etiquetas que no se visualizan al visitar una web, pero que Google sí que lee y utiliza muy activamente.

Por ejemplo, tenemos las estrellitas que se le dan a los productos, el hecho de indicar que una url concreta es una ficha de producto o un artículo, los breadcrumbs, etc.

Hasta ahora había dos tipos de marcado válidos: el de schema.org y el de data-vocabulary.org. Lo que anuncia Google es que ha decidido que de abril de 2020 en adelante solo usará el marcado de datos de schema.org.

¿Y cómo afecta esto a las web?

Considerado un factor de SEO u optimización de webs, el marcado de datos estructurados tiene como objetivo ayudar al motor a clasificar la información. Pero es importante sobre todo porque sirve para destacar en la SERP (Search Engine Results Page). No es lo mismo ver un resultado plano, que uno con estrellitas, precio, etc.

Debido a ello, lo primero que nos viene a la mente es que este cambio afectará al CTR (ratio entre impresiones y clics) de las palabras que tienes posicionadas.

¿Por qué motivo? Porque si un resultado es menos visual en la SERP -mientras que otras webs de la competencia mantienen sus datos estructurados-, es fácil imaginar que el usuario -que mira la página en diagonal y sin detenerse mucho- clicará instintivamente al resultado más llamativo. Un resultado sin marcado de datos llama menos la atención que otro que sí los tiene, aunque quizá esté más abajo en la página.

Es decir, de entrada es probable que una web tenga menos visitas a pesar de mantener el posicionamiento para sus keywords.

Además, el CTR es uno de los tantos factores que influyen en el algoritmo de Google. Y tiene lógica. El buscador, en su afán de presentar los resultados más relevantes por encima de los que tienen baja calidad, se aprovecha del comportamiento de los usuarios y sitúa más alto los resultados que reciben más clics (hablamos de volúmenes de búsqueda elevados y acciones repetitivas, no de un clic puntual).

Por eso, si una página bien posicionada no recibe el porcentaje de clics que se esperaría para su ubicación en la SERP, es probable que con el tiempo su posición acabe siendo ligeramente relegada en la página de resultados. Aunque esto es algo que se puede presuponer, matizamos, no se puede afirmar por el momento.

En conclusión, a pesar de que este cambio de entrada no afecta al posicionamiento de forma directa, sí podría terminar por hacerlo de forma indirecta si el resto de webs que compiten con una keyword se actualizan de acuerdo al tipo de marcado de schema.org.

Contacta con nosotros
Podría interesarte
  • Cómo aparecer el primero en Google sin pagar por clic

    Si eres el dueño de un negocio y quieres aumentar las ventas de tus productos o servicios por internet, este artículo es para ti.

  • SEO y SEM... Una pareja de éxito

    A menudo nos preguntan qué es mejor para la visibilidad de una web: SEO o SEM. Aquí te contamos cómo combinarlos para obtener los mejores resultados.

  • Core Webvitals nueva actualización

    Más que nunca es necesario analizar e implementar en las webs más antiguas una serie de mejoras para adaptarla al algoritmo Core Web Vitals.