Antes de empezar la web necesito el SEO

Cuando nos planteamos realizar un proyecto web, ya sea para renovar el sitio actual o para crear uno nuevo, debemos tener en cuenta diferentes elementos que harán que el resultado sea perfecto: el diseño, las fotos, el contenido, que sea responsive… Hay muchos factores a tener presente. Pero uno de los más importantes es el SEO.

Un SEO bien planificado permite que la web consiga sus objetivos, ya que se encarga de asegurar que los buscadores de Internet rastreen la página, que la clasifiquen adecuadamente y, como consecuencia, que esté bien posicionada en Google. Es decir, es colocar nuestra «tienda» en la calle más concurrida de la ciudad, para asegurarnos de que la gente nos ve y pica a nuestra puerta.

No obstante, ¿cuándo es el mejor momento para trabajar el SEO? ¿Antes o después de la creación de la web?

SEO: Siempre antes

Para que nuestra página web esté bien optimizada para Google, es necesario que tengamos definida la estrategia SEO desde el principio: antes de empezar a estructurar, escribir, diseñar y programar.

De hecho, en QualitySeo el estudio preliminar de SEO es siempre el primer paso de un proyecto web y todos los departamentos trabajan siguiendo las premisas establecidas.

¿Qué se analiza en el estudio preliminar de SEO?

Los especialistas en SEO analizan una serie de aspectos para conocer el punto de partida de la web actual (si es una renovación), a la vez que planifican cómo conseguir los objetivos de posicionamiento en el nuevo sitio:

  • Cuáles son las palabras clave que describen nuestros productos y/o servicios. Con ellas, nuestra web se debería encontrar bien posicionada en Google.
  • Cómo buscan nuestros servicios y/o productos los posibles clientes. En función del perfil de usuario al que nos dirigimos, éste no emplea siempre las «palabras técnicas». Por eso, también estudiamos y sugerimos el uso de búsquedas afines o con vocabulario más profano.
  • Qué palabras hacen que los usuarios se conviertan en clientes. En este punto analizamos qué palabras o cadenas de búsqueda son las más interesantes a corto plazo.

    Un ejemplo: si una empresa es especialista en «Viajes a Polonia en autocar», seguro que pensará que hay palabras muy interesantes: viajes, viajar, Polonia, autocar… Claro, posicionar con la palabra «viajar» le proporcionará de seguro un montón de tráfico… Pero, ¿cuántas conversiones? ¿Cuánta gente está dispuesta en ir en autocar hasta Polonia? El esfuerzo (la misión casi imposible, mejor dicho) de posicionar esa palabra, no le reporta un beneficio real.

Por lo tanto, teniendo presente al usuario que queremos que visite nuestra web (definido por nuestro ámbito de actividad, producto/servicio que ofrecemos y perfil del usuario), se establecen finalmente las palabras clave a trabajar, clasificándolas en:

  • Palabras Top, en las que sí o sí deberíamos posicionar.
  • Palabras que nos interesa que aparezcan.
  • Palabras interesantes para hacer seguimiento, aunque no se trabajen por el momento.

Una vez clasificadas las palabras clave, se estudia el volumen de búsquedas previsto, la competencia y el posicionamiento actual. Así, se puede planificar cómo trabajar en cada una de ellas. Esta es la estrategia SEO que tendrá presente el resto de departamentos implicados en la creación de la web.

El SEO no hace magia

El SEO es como un buen guiso, se deja cocinar a fuego lento para que luego el resultado sea el mejor. Con esto, queremos decir que los resultados del trabajo se cosechan a medio plazo y se consolidan con el tiempo.

No es una expectativa razonable pensar que nuestra web saldrá siempre la primera de la noche a la mañana, a pesar de haber trabajado de la forma adecuada desde la génesis del proyecto. También es necesario tener presente los movimientos que va haciendo Google en su algoritmo, para así ir implementando cambios en la web a lo largo del tiempo.

Aun así, existe una gran diferencia de resultados entre los proyectos que se desarrollan con una buena estrategia de SEO desde el inicio y los que se acuerdan de este aspecto fundamental una vez que han lanzado la web. Esta segunda opción lleva a aplicar «parches» que se podían haber evitado fácilmente y que, en ocasiones, no son los óptimos.

Si tienes en el horizonte el proyecto de una página web, habla con nosotros. Te ayudamos a crear un sitio que no solo es bonito, sino que de verdad te aporta clientes.

En definitiva, SEO siempre y antes de empezar nuestro proyecto web.
Contacta con nosotros
Podría interesarte
  • Cómo aparecer el primero en Google sin pagar por clic

    XXXX

  • SEO y SEM... Una pareja de éxito

    A menudo nos preguntan qué es mejor para la visibilidad de una web: SEO o SEM. Aquí te contamos cómo combinarlos para obtener los mejores resultados.

  • Core Webvitals nueva actualización

    Más que nunca es necesario analizar e implementar en las webs más antiguas una serie de mejoras para adaptarla al algoritmo Core Web Vitals.